Los materiales más antiguos y tradicionales de limpieza y protección eran y son naturales, ecológicos y sostenibles. Dentro de los materiales más usados para proteger las superficies minerales y vegetales de nuestras casas están las ceras.

Una revisión tecnológica y de formulación, además de los obligados controles de calidad actuales, permiten que a base de materias primas tradicionales podamos obtener productos contemporáneos de gran calidad y magníficas prestaciones.

Nuestro Bálsamo de ceras Tamis-K te permitirá proteger muebles, vigas, puertas, mesas, sillas de madera, proporcionando una pátina que dará lustre y realce a los mismos….

También puedes proteger fácilmente suelos, objetos o ladrillos de barro cocido y/o  de piedra natural.

Tan sólo debes calentar la cera al “baño maría” y luego aplicar manualmente (“a muñequilla”) con un trapo de algodón o de lana si quieres sacar mayor brillo, estirando bien el material para no dejar zonas sin proteger. Este tratamiento te servirá para darles protección ante las manchas, la suciedad y para repeler el agua, dejando respirar todos estos soportes, sin generar electrosmog ni emisiones de COV’s  y alargando la vida útil de los mismos.

Así que ya los sabes, calentar cera, dar cera…… y si quieres brillo… ¡pulir cera! ¡¡¡Con nuestro bálsamo de ceras Tamis-K!!!