Propiedades del Bambú como material estructural para la Construcción Sostenible

Categories:

El bambú, es un tipo de material ecológico que resulta ser una de las soluciones más que viables para la construcción sostenible, o debido en parte a su gran capacidad de reproducción y alta resistencia. Este material sostenible para la arquitectura y construcción presenta numerosas ventajas medioambientales, cada hectárea de bambú puede absorber nueve toneladas de CO2, y puede conseguir material estructural suficiente para construir nueve viviendas sostenibles y ecológicas.

El bambú también se puede utilizar como material ecológico en otro tipo de actividades, para hacer tarimas, parquet y muebles, pen este artículo nos centraremos únicamente en su uso para la construcción sostenible.

Algunas de las ventajas del uso del bambú como material natural en la construcción son:

– La velocidad de secuestro y fijación del CO2.

– Mínima utilización de recursos energéticos en su procesado en comparación con otros materiales como la madera, metal o ladrillo.

– Es un elemento de construcción barato y económico

– Es resistente y duradero

– Es un material renovable

– Recuperación de espacios naturales para favorecer la biodiversidad.

– Generación de nuevas fuentes de empleo en las zonas de cultivo.

A continuación, presentamos dos proyectos sustentables para mostrar la importancia que puede tener este material de construcción.

Viviendas Ecológicas de Bambú para almacenar CO2

La Fundación Altran presentó en 2009 un sistema de almacenamiento natural de CO2 que consistía en viviendas sostenibles construidas a partir de bambú. Esta idea también estaba planteada para crear un nuevo negocio en los países productores subdesarrollados, porque el bambú es un material natural que no se puede producir en cualquier terreno por cuestiones de viabilidad, por lo cual su área de cultivo se encuentra limitada.

La captura de CO2 mediante el uso de bambú como elemento constructivo, fue el proyecto ganador del premio 2008 de la Fundación Altran para la innovación, con el que se pretende disminuir la concentración de CO2 en la atmósfera de forma natural y permitir la apertura de una fuente de negocio para los países productores, fundamentalmente países subdesarrollados.

La Fundación Altran, en colaboración con BambHaus, empresa encargada de la construcción sostenible a través de bambú, desarrolla un proyecto de I+D basado en el bambú.

El objetivo del proyecto BambHaus es fomentar las plantaciones de bambú como vehículo de absorción de CO2 y como material de construcción sostenible, ya que el bambú tiene la propiedad de secuestrar un 30% más rápido el CO2 de la atmósfera con respecto a otras plantas.

Se han donado esquejes de bambú Angustifolia Kunth procedente de Colombia para investigar su adaptabilidad en la climatología de Aranjuez. Se espera que se empiecen a construir próximamente casas de bambú como las desarrolladas antes de la firma del proyecto de I+D por parte de la empresa BambHaus.

El proyecto consiste en el aprovechamiento del bambú como vehículo de secuestro y reducción de los niveles de CO2 de la atmósfera.

El proyecto ha tenido como reto el diseño de maquinarias y procesos de transformación con los mínimos requerimientos energéticos, altamente sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. Y, además, el proyecto ha permitido la sustitución de materiales de construcción tradicionales menos sostenibles por nuevos componentes fabricados con fibras naturales.

Hay tres maneras mediante las cuales el proyecto reduce los niveles de CO2 atmosférico:

  1. Captura de C02 por durante su crecimiento en la plantación.
  2. Proceso de aprovechamiento de las fibras naturales mediante industrialización sostenible.
  3. Mediante la sustitución de elementos de construcción con alta huella de carbón ecológica.

Este proyecto fomentará las nuevas plantaciones de bambú y recuperará las ya existentes.

Casas de Bambú Ecológicas, a prueba de desastres naturales

El bambú es un material tan resistente que puede formar parte de las viviendas que se encuentran en lugares con altas probabilidades de que sucedan desastres naturales.

El proyecto «Blooming bamboo home«, de H & P Architects, ha pensado en esta cualidad del bambú, y ha creado casas en Vietnam que son resistentes a los fenómenos naturales.

Estas viviendas no solamente cumplen con los requisitos del terreno, sino que también son responsables con el medioambiente y están hechas para personas con pocos recursos.

Se trata de uno de los proyectos de construcción solidaria más acertados, ya que cada año en Vietnam mueren 500 personas debido a los desastres naturales. Estas viviendas pueden ser construida en tan solo 25 días y por personas que no sean profesionales en el área de la construcción. Su coste total es de 2.500 dólares, que se traduce en 2.100 € aproximadamente.


Fuente: Inarquia

Queremos tratar unas vigas tanto antiguas como nuevas en una vivienda con forjados de madera y las vigas están tanto en interior como en exterior ¿Qué nos aconsejas?

Categories:

¡Nuestro experto vuelve! Para responder a todas tus dudas; recuerda que si quieres realizar alguna consulta solo tienes que enviarnos un correo electrónico a: contacto@redverde.es indicando en el asunto ▶️ ‘Pregunta al experto’.

Queremos tratar unas vigas tanto antiguas como nuevas en una vivienda con forjados de madera y las vigas están tanto en interior como en exterior ¿Qué nos aconsejas? 

?‍? Nuestro experto responde:

Vamos por partes…

En primer lugar, hablaremos de las vigas antiguas: tendrás que asegurarte de que el poro de la madera esté abierto, para lo que tendrás que retirar posibles capas de tratamientos anteriores. Es necesario que los aceites del tratamiento natural penetren lo más profundamente posible en la madera y la protejan desde dentro. Una vez realizado este lijado y tratado con aceites naturales ya no tendrás que volver a lijar nunca más, pues estos tratamientos no crean capas ni películas superficiales, por lo que el mantenimiento en el futuro es más sencillo, cómodo y económico.

Para tratar tanto las vigas nuevas como las antiguas (una vez lijadas y limpias) te recomendamos que uses un fondo protector para evitar posibles problemas ocasionados por xilófagos y humedades en el futuro.

A continuación, te recomendamos que trates con Lasur Baucent para exteriores, tanto en interior como en exterior, pues las vigas que están en ambos ambientes (hemos dado por supuesto que la misma viga que está en el interior, pasa el muro exterior y queda en la parte exterior expuesta a los agentes climáticos) quedan mejor protegidas pues transmiten internamente la humedad y la temperatura.

Para igualar los diferentes tonos posibles entre vigas nuevas y antiguas, puedes utilizar un tono pigmentado de nuestra carta de colores en las nuevas y un transparente en las antiguas o jugar con varios de los tonos y el transparente en las distintas manos a aplicar.

Y sobre todo, disfruta de la aplicación sin olores y con materias primas naturales.

Aislantes térmicos ecológicos y sostenibles

Categories:

Tal y como os anticipé en el post sobre las ventajas y desventajas de las lanas minerales, existen aislantes más ecológicos que aquellas y hacia los cuales debería irse decantando el futuro de la construcción.

Las características comunes de los aislantes ecológicos son:

  1. Son saludables. Se trata de materiales naturales no tóxicos que no contienen plásticos ni ningún componente derivado del petróleo ni sustancias o aditivos que puedan ser perjudiciales para la salud.
  2. Son duraderos, reciclables y biodegradables.
  3. Precisan de un consumo mínimo de energía para su fabricación.
  4. Tienen una gran capacidad de aislamiento térmico. Es decir, son malos transmisores del calor o, dicho de otra manera, su conductividad térmica es muy baja (*).

(*) El Coeficiente de Conductividad Térmica definido como ʎ= W/m·K (Watios por metro y grado Kelvin), es el parámetro que identifica la capacidad de un material como transmisor del calor, calificándolo como aislante (conductividad muy baja) o conductor (conductividad alta). En los aislantes típicos, como el aire o el corcho, este coeficiente se mueve en valores comprendidos entre los 0,02 y los 0,05 W/m·K. Por contra, metales como el hierro o la plata, que son buenos conductores del calor, tienen coeficientes de conductividad térmica comprendidos entre 80 y 400 W/m.K.

En España, existe un gran desconocimiento sobre este tipo de aislantes y, lo que es peor, sobre los efectos para la salud y el medioambiente de muchos de los aislantes de uso habitual en la construcción. Por ello, desde este blog queremos empezar a fomentar el uso de estos aislantes entre los que podemos destacar los siguientes:

El Corcho

El corcho es un material 100% natural que proviene de la corteza de los alcornoques, árboles que crecen en áreas de clima mediterráneo. Su producción es sostenible ya que incluso durante su extracción la generación de residuos es baja.  El Alcornoque renueva su corteza cada 9-12 años, y esto hace posible obtener corcho sin que se perjudique al árbol.

Su estructura en forma de células poliédricas, que están prácticamente vacías en su interior, le confiere unas propiedades impermeables y aislantes tanto térmicas (conductividad de 0,041 W/m·K) como acústicas extraordinarias. Éstas y más características de este material, las podéis encontrar en este enlace.

Como aislamiento se comercializa en planchas aglomeradas realizadas a través de presión y calor sin utilizar ningún tipo de cola.  También se puede encontrar en forma de virutas, granulado o triturado para rellenar cavidades e incluso proyectado sobre fachadas y cubiertas, suelos y paredes. El corcho podría tener como inconveniente su limitada resistencia al fuego (Euroclase E). Sin embargo, actualmente se someten los paneles aislantes a un tratamiento ignífugo que elevan considerablemente su resistencia al fuego, haciéndolos idóneos para la construcción sostenible.

La tendencia a la utilización de este material es creciente, llegando incluso a ser empleado como revestimiento de fachadas en la construcción de edificios.

 

La lana de oveja

Este material ha sido utilizado durante siglos como aislante térmico. Sus excelentes propiedades higroscópicas le permiten absorber la humedad ambiente o desprenderla según sea la temperatura ambiente, actuando así como regulador natural de la temperatura de forma semejante a cómo actúa el sudor en nuestro cuerpo: cuando aumenta la temperatura exterior las fibras se calientan y liberan humedad que, al evaporarse, resta calor al ambiente. Es decir, refresca el ambiente. Por el contrario, en invierno las fibras se enfrían, absorben la humedad (puede llegar a absorber un tercio de su peso en humedad sin perder su capacidad aislante) y, al hacerlo, desprenden calor.

No obstante, la lana como material aislante, deberá ser sometida a tratamientos de limpieza y protección contra el ataque de xilófagos, y contra la polilla con borato de sodio.

Se trata de un material 100% ecológico y renovable ya que proviene de la esquila necesaria y regular del animal durante su vida. Su conductividad térmica, en manta, es muy reducida: unos 0,038 W/m·K. Al igual que las planchas de corcho, las planchas de lana pueden ser sometidas a tratamientos ignífugos.

El cáñamo

Esta fibra natural de fácil siembra y rápido crecimiento, al no tener nutrientes en su tallo, no necesita ser fumigada ni el uso de abonos químicos. Además, la absorción de CO2 durante su crecimiento le confiere unas características especialmente sostenibles.

Posee unas excelentes propiedades de aislamiento tanto acústicas como térmicas con una conductividad de tan sólo 0,041 W/m·K. Se comercializa en forma de mantas realizadas con la fibra. Y, con el excedente leñoso que queda después de separar la fibra, se fabrican morteros aligerados para hacer muros o ladrillos.

Podéis encontrar información adicional sobre este material en el blog de la arquitecta Helena Rodríguez Gálvez.

El lino

También de origen vegetal, esta planta es de cultivo fácil y ofrece una buena resistencia mecánica sin tratamientos adicionales, lo que la hace muy estable dimensionalmente.

Dispone de buenas características acústicas y térmicas con una conductividad de 0,047 W/m·K.  Y, además, una capacidad higroscópica de hasta el 15% de su peso sin pérdida de las cualidades aislantes.

No obstante, no es recomendable su utilización en ambientes húmedos.

La celulosa

Los aislamientos térmicos basados en la celulosa se realizan con residuos de papel (básicamente de periódico). Este papel es molido y tratado con sales de bórax que le proporcionan propiedades ignífugas, insecticidas y antifúngicas. Se obtienen así fibras de pequeño tamaño que pueden insuflarse en los huecos entre paredes y techos. Otra opción es prensarlas para formar mantas aislantes con las que recubrir esos mismos huecos obteniéndose así un elevado grado de aislamiento tanto térmico como acústico.

Requiere poca energía para fabricarlo y el producto final es ligero, con un coeficiente de Conductividad Térmica de 0,042 W/m·K . Es, por tanto, otra buena alternativa de aislamiento sostenible.

Los tableros de fibra de madera

Los tableros de fibra de madera están fabricados mediante un proceso húmedo, a partir de fibras de madera procedentes al 90 % de restos de la corta en los bosques más limpios de Europa y al 10 % de restos de la industria de la madera.  Se pueden colocar en paredes, tabiques, techos y forjados.

La estructura porosa de sus fibras favorece la difusión de vapor, lo que les confiere unas buenas características aislantes. Pero, además, tienen la particularidad de que estos tableros son capaces de absorber las ondas sonoras y mejorar considerablemente la amortiguación del ruido de impacto. Para que puedan mostrar su óptima capacidad aislante es conveniente montarlos en estado seco.

El aire

Hemos mencionado antes el aire como ejemplo de un magnífico aislante térmico pues su coeficiente de Conductividad Térmica es del orden de 0,025 W/m·K. Es decir, más bajo que cualquiera de los materiales antes presentados. Además, es sin duda el más barato de todos pues su utilización es gratuita y supone una barrera natural contra el fuego. Sin embargo, es a la vez un magnífico transmisor del sonido por lo que su utilidad como aislante acústico es nula. Si nuestra casa estuviera situada completamente aislada en pleno campo y los ruidos propios de la naturaleza (o de los niños jugando en el jardín) no nos incomodan, sí podría suponer una opción de aislamiento térmico muy económica y eficiente. Pero desde el punto de vista acústico resultaría desastroso. Por eso, en la búsqueda de soluciones integrales, cualquiera de las arriba expuestas resulta más adecuada.

Lo recomendable a la hora de decantarnos por uno u otro producto, es contactar con las empresas distribuidoras que os asesorarán del aislante ecológico idóneo dependiendo de las características de vuestra vivienda y del lugar de ubicación de la misma.


Fuente: Arquitectura sostenible

Hemos llevado a cabo una nueva formación a cargo de nuestro proveedor Beal International

Categories:

El pasado 4 de mayo tuvo lugar en nuestras instalaciones de Málaga una nueva e intensa formación a cargo de nuestro proveedor Beal International.

Durante la citada jornada, en la que también recibimos la visita de varios técnicos con proyectos en marcha que se acercaron a conocer más de cerca las soluciones y sistemas de Beal Mortex,  8 nuevos alumnos participaron en nuestra formación de iniciación en Mortex, una formación eminentemente práctica que introduce a los aplicadores y profesionales del sector en el universo BEAL, para entrar posteriormente a conocer más de cerca la gama de productos y técnicas de aplicación de este estuco técnico-decorativo de altísimas prestaciones que tan gran acogida y respuesta está teniendo en el mercado andaluz desde que iniciamos su distribución hace ya más de tres años.

Una gran jornada llena de conocimiento impartida por nuestro gran experto y director técnico de Mortex, Alexis Rodríguez.

Seguiremos formando alumnos  durante este año,  si estás interesado/a ponte en contacto con nosotros y te mantendremos informado.

Puentes Térmicos en Casas Pasivas

Categories:

Los puentes térmicos cobran una especial importante en el diseño y construcción de viviendas pasivas o de consumo de energía casi nulo.

Un aislamiento térmico continuo en la envolvente disminuye drásticamente su eficacia si la vivienda presenta puentes térmicos por donde se pierde energía. Además pueden provocar condensaciones que deterioran los elementos constructivos de las edificaciones.

Las viviendas pasivas que quieran cumplir el estándar Passivhauss deberán de reducir la demanda de calefacción por debajo de los 15 kwh/m2.

Qué es un Puente Térmico 

Según el CTE un puente térmico se puede definir como el sitio concreto de la envolvente de un edificio donde se sitúa una variación en la homogeneidad de la construcción. Este cambio puede estar provocado por diferentes motivos, debido a un cambio en el espesor, del material, por inserción de elementos constructivos que tengan diferente conductividad, etc. Este hecho provoca que el puente térmico sea una zona débil en la envolvente del edificio con menor resistencia térmica, que se traduce en mayor pérdida de energía.

El motivo de la escasa resistencia térmica o lo que es lo mismo, la presencia de puentes térmicos en diversas zonas de la envolvente, se produce cuando un elemento constructivo concreto (ventanas, puertas, la unión de tabiques, incluso el suelo…) tiene una transmisión del calor diferente al elemento que colisiona (los muros).

En términos profesionales existen dos razones principales por las que se produce un puente térmico:

  • Puentes térmicos Integrados en fachada: son puentes que se encuentran en el mismo cerramiento que surgen por un cambio de materiales constructivos, pilares, la hornacina que puede tener un radiador…
  • Puentes térmicos lineales o de encuentro: cuando la envolvente del edificio tiene una geometría discontinua provocando que aumente la densidad de la densidad del flujo de calor. Ejemplo, un voladizo).

Por norma general, los puentes térmicos se pueden encontrar en la unión entre el muro muro y la ventana o entre la cubierta y el muro.

Otro efecto negativo que provocan los puentes térmicos son las condensaciones. Porque por los huecos puede pasar vapor de agua que se condensa provocando la aparición de humedades y moho en el hogar.

Cómo funciona un Puente Térmico

Al final, el puente térmico, es un hueco en el edificio por donde aumenta considerablemente la transmisión de calor entre el interior y el exterior. Mejorar el aislamiento térmico supone una disminución de los puentes térmicos, lo que conlleva a un ahorro energético entre un 20% a un 30% según La Guía Estándar Passivhaus de Fenercom.

Pero eliminar los puentes térmicos no sólo se consigue añadiendo más o mejor aislamiento, sino que supone otra forma de ver la estructura y la envolvente del edificio que contaremos más adelante.

Cuanto mejor aislamiento térmico tenga la envolvente de una edificación, más importancia cobrarán los puentes térmicos. En una vivienda pasiva, donde se le da tanta importancia al espesor del aislante, un puente térmico puede suponer aproximadamente un 50%.

Como la construcción de una edificación pasiva está muy controlada y se tiene en cuenta hasta el más mínimo detalle en su diseño, se eliminan y evitan los puentes térmicos en toda su envolvente, de una forma que difícilmente lo hacen las construcciones tradicionales.

Calcular un Puente Térmico en CTE y Passivhaus

El control de los puentes térmicos de un edificio es necesario para conseguir un máximo ahorro de energía. Según la Exigencia básica de Limitación de la Demanda Energética (CTE-HE1) determina que hay dos métodos para tratar los puentes térmicos.

Cálculo de Puentes Térmicos con el Método simplificado en el CTE

Los puentes térmicos integrados en la fachada se consideran como tal cuando superan los 0.5 m2. Esta cifra hace referencia a la suma de todos los huecos de cada tipo de puente térmico en cada fachada. Una vez detectado los puentes térmicos se debe calcular su transmitancia térmica de forma individual por cada fachada.

El método simplificado no informa en principio del valor máximo que debe tener la transmitancia térmica de los puentes térmicos. Pero si existe un límite de la transmitancia térmica de la fachada dependiendo de la zona climática donde se encuentre la edificación (dado por la CTE-HE1) donde se tienen en cuenta todos los elementos constructivos de la fachada, o sea que los puentes térmicos van incluidos en este cálculo. Si los puentes térmicos se ven compensados por las zonas de mejor aislamiento (llegando a los valores permitidos de transmitancia térmica en la fachada),sí se considera aceptable y legal.

Aunque el método simplificado no le dé importancia a la transmitancia térmica de los puentes térmicos, sí que resulta importante la comprobación de las condensaciones superficiales que pueden surgir en una edificación debido a los puentes térmicos. Para evaluar y calcular el peligro que puede tener un edificio de sufrir condensaciones superficiales debido a los puentes térmicos, se calcula un factor adimensional llamado FACTOR DE TEMPERATURA

El factor de temperatura se obtiene:

Temperatura del interior del puente térmico – Temperatura del exterior 
FT: ————————————————————————————————
Temperatura del interior – Temperatura del exterior

Método general en el CTE

En el método general se utiliza el software LIDER, donde se introducen los datos del edificio y se contornea el interior de la envolvente, para calcular la ausencia de condensaciones y los puentes térmicos en referencia a la normativa legal.

Pantallazo del programa LIDER

La forma de definir un puente térmico en el método general es la misma que el método simplificado, pero no tienen la misma forma de calcular la relevancia de estos.

Es obligatorio que para este cálculo se conozcan dos valores:

  • Factor de temperatura
  • Coeficiente lineal de pérdida: las pérdidas térmicas debido al efecto de los puentes térmicos. Se calcula obteniendo la diferencia entre las pérdidas obtenidas con el software (LIDER) y las calculadas del flujo unidireccional del calor del puente térmico.

LIDER puede facilitar este cálculo asignando valores por defecto, accediendo a diversas soluciones constructivas para conseguir los datos del factor de temperatura y el coeficiente lineal de pérdida.

Como conclusión, la aplicación del CTE-HE1 implica una disminución de las pérdidas originadas por los puentes térmicos y sus posibles condensaciones que producen moho, pero la exigencia es insuficiente en cuanto al ahorro de energía que podría provocar la ausencia de puentes térmicos, más exigente en el cálculo de casas pasivas.

El tratamiento de los puentes térmicos en Passivhaus

También denominado tratamiento de los puentes térmicos del PHPP (Programa de cálculo para edificios pasivos).

El método passivhaus es completamente diferente a la del CTE-HE1 porque, aunque ambos tengan la intención de crear una edificación energéticamente eficiente, en el caso de las viviendas pasivas con certificado passivhaus el consumo en calefacción debe de ser inferior a 15kwh/m2.

En el método passivhaus no se compara con edificios de referencia (a diferencia del anterior caso) sino que busca el valor absoluto, los 15 kwh/m2.

Uno de los puntos clave del diseño passivhaus es su aislamiento térmico, y no se puede hablar de un buen aislamiento térmico sin tener en cuenta la estanqueidad y la ausencia de puentes térmicos. Por lo tanto, una construcción passivhaus debe de estar “libre” de puentes térmicos (PHI 1999/5). En el estándar passivhaus se denomina puente térmico cuando su coeficiente lineal de pérdida supera a los 0,01 w/mK.

La normativa de oro para la construcción de viviendas pasivas eficiente, es la de prestar especial atención en la fase de proyecto a la resolución constructiva de los posibles puentes térmicos y la adecuada ejecución de los mismos en pilares, forjados, ventanas. persianas, puertas, balcones, continuidad de la fachada a otra… absolutamente todo.

El programa informático PHPP (Passive House Planning Package) es un apoyo que se creó por el Passive House Institute para conocer los balances energéticos de un edificio, de manera rápida, fácil y fiable.

Son hojas de cálculo que van dirigidas a arquitectos y diseñadores que se utilizan para calcular los valores (U) de la envolvente, los balances de energía y muestra la tasa de ventilación de confort que se necesita. Conforme van apareciendo nuevas versiones de este programa, más facilidades y más cálculos se añaden, facilitando la labor en la construcción de una vivienda pasiva.

Existen varias versiones del programa PHPP que incluye videotutoriales en castellano, el PHPP 9 (el último sabido hasta la fecha en la plataforma PEP) tiene un precio de 250 € si no eres socio de la plataforma passivhaus, 165 € siendo socio, y 165 € para estudiantes.

Eliminación de Puentes térmicos

Las casas pasivas evitan los puentes térmicos desde su fase de planificación, estructurando cuáles serán los posibles sitios más problemáticos de la envolvente, tal y como se ha explicado en el apartado anterior.

La puesta en obra es muy importante para evitar los puentes térmicos en primera instancia:

  • No interrumpiendo la capa de aislamiento
  • Usar material con resistencia térmica mayor si se interrumpe la capa de aislamiento
  • Cuidar las juntas entre elementos constructivos

Una ventana especial para viviendas pasivas, por muy buena que sea, no funcionará idóneamente si se ha instalado mal, formando puentes térmicos, por ejemplo, en las jambas, capialzados (cajas de persianas) y alfeizares.

Una vivienda que ya tenga puentes térmicos, tiene solución. Una buena forma de minimizar este problema es reforzando las zonas débiles de la envolvente, esto se consigue a través de un sistema de aislamiento térmico en el exterior del edificio.

Las zonas más complicadas de eliminar los puentes térmicos (ya formados) son en los anclajes de carga: toldos, bajantes…

Lo más rentable de todo, es que, desde el inicio de la construcción, se tenga muy presente la ausencia de puentes térmicos.


Fuente: Inarquia

Participación de Red Verde en el Primer Encuentro Internacional de Arquitectura e Interiorismo

Categories:

La semana pasada tuvo lugar en nuestra ciudad Málaga Decora, el primer Encuentro internacional de Arquitectura e Interiorismo de Málaga.

En la penúltima jornada se realizó una de las mesas de trabajo bajo el título: “La utilización de los materiales tradicionales en las nuevas tendencias de diseño” con la participación de Red Verde en la exposición y debate sobre los nuevos desarrollos de materiales tecnológicos a base de materias primas naturales.

Viernes 4 de Mayo – 13:00

Participantes

Daniel Merino – Asociación Arrabal-AID
Pablo Farfán – Farfán Estudio
Jose María Romero – ETS Arquitectura Universidad de Granada
Roberto Amores – Aislasinobra
Damián López – Leblume
Rafael Cintora – RedVerde

 

La utilización de materiales nobles y naturales como la cal, el corcho, la madera,  el bambú están experimentando innovadores desarrollos para ofrecer cada vez mejores y más completas prestaciones. En Red Verde te podemos ayudar a conocer este nuevo mundo de posibilidades modernas, estéticas, ecológicas, naturales, sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.

Entrepatios Las Carolinas: el primer cohousing ecológico de Madrid

Categories:

Comunicación presentada al IV Congreso Edificios Energía Casi Nula:

Autores

  • Iñaki Alonso, Arquitecto CEO, sAtt Arquitectura Abierta
  • Elena Castillo, Arquitecta Directora de proyectos, sAtt Arquitectura Abierta
  • Ana González, Arquitecta Gerente, sAtt Arquitectura Abierta
  • Marta Torralba, Arquitecta, sAtt Arquitectura Abierta
  • Paloma Suárez, Arquitecta, sAtt Arquitectura Abierta
  • Paloma Lara, Arquitecta, sAtt Arquitectura Abierta
  • Fernando Campos, Arquitecto, sAtt Arquitectura Abierta
  • Pablo Rodríguez, Arquitecto técnico CEO, Técnica ECO
  • Daniel Pascual, Consultoría energética CEO, danielpascual consultoría instalaciones
  • Pascual Pérez, Arquitecto, Civic Wise

Resumen

Las Carolinas es el primer Edificio en Régimen de Derecho de Uso cuyos estatutos han sido aprobados por la Comunidad de Madrid. Un edificio de 17 viviendas donde cobra especial importancia la comunidad. Combina espacios privados con grandes espacios comunes. Sus habitantes deciden a través de una metodología participativa cómo y en qué espacios quieren vivir, dónde y cuánto pueden pagar. No hay promotores externos, el propio grupo se constituye en cooperativa que se mantendrá a lo largo de la vida útil del edificio, no existe división horizontal. El proyecto se desarrolla con los últimos avances en arquitectura ecológica bajo criterios de alta eficiencia energética, análisis de ciclo de vida, bioconstrucción, gestión del agua, análisis geoambiental y diseño bioclimático. Entrepatios es un edificio de energía casi nula que es sostenible económica, social y medioambientalmente.

Palabras clave

Vivienda, Cohousing, Derecho de Uso, Ecología, Passivhaus, ACV, Bioconstrucción

Introducción

El edificio de Entrepatios Las Carolinas nace con vocación de ser pionero, y de generar herramientas que sirvan a particulares y técnicos para replicar un modelo de promoción en derecho de uso en términos de excelencia medioambiental y social.

Se plantea como un proyecto de prototipado e innovación de código abierto.

Descripción del proyecto

¿Cómo nace el proyecto?

Entrepatios es la primera cooperativa de viviendas bajo la modalidad de derecho de uso cuyos estatutos han sido aprobados por la Comunidad de Madrid. Formada por un grupo de personas con un objetivo común: vivir bajo un modelo de convivencia más coherente con sus valores e inquietudes personales, sociales y medioambientales. Para ello, se recupera el modelo de comunidad más cercano y entrelazado con los últimos avances en arquitectura ecológica y se desarrolla desde los principios de la economía social.

El derecho de uso es un modelo de propiedad intermedio entre alquiler y compra que aboga por la gestión del común. Las personas habitantes del edificio no poseen propiedad de su vivienda, sino que cuentan con un derecho de uso sobre ella y sobre los espacios comunes del edificio a lo largo de su vida.

El espíritu de Entrepatios es constituirse como una red de cooperativas de vivienda en derecho de uso en Madrid, siendo Las Carolinas la primera de las promociones y a la que ya sigue el grupo de Vallecas, actualmente en busca de un solar.

Entrepatios se define en torno a 5 objetivos:

  • Desarrollar un modelo de vivienda como activo de uso y no como activo de consumo financiero.
  • Generar un espacio de convivencia en comunidad con perspectiva de acción social, tanto interna (entre los integrantes de la propia comunidad) como externa (de la comunidad hacia el barrio y el contexto urbano y social cercano).
  • Generar un modelo de uso cuyo coste no supere los 10euros /m2 para cada unidad de vivienda.
  • Que se financie con banca ética
  • Que esté proyectado y construido con criterios ecológicos

¿Cómo es el proceso?

El edificio de Entrepatios Las Carolinas ha sido diseñado mediante un proceso de participación en el que técnicos y gestores hemos acompañado a los futuros habitantes en el diseño de cómo quieren vivir.

El proyecto básico, el de ejecución y la licitación se ha desarrollado mediante una metodología de 13 talleres diseñados específicamente para el caso.

¿Cómo es el edificio?

El edificio de Entrepatios Las Carolinas cuenta con un solar en la calle González Feito 19 en el distrito de Usera de Madrid, financiado con fondos propios de la cooperativa, así como la parte técnica que sirvió para arrancar el proyecto.

En cuanto a sostenibilidad medioambiental el proyecto se basa en los siguientes aspectos para alcanzar en el máximo grado posible el concepto de Edificio de Consumo de Energía Casi Nulo según marca la Directiva Europea 2010/31/UE, además de otras estrategias avanzadas en cuanto a arquitectura ecológica:

  • Diseño bioclimático
  • Alta eficiencia energética
  • Análisis de ciclo de vida
  • Bioconstrucción
  • Gestión del agua
  • Salud geoambiental

Diseño bioclimático

El edificio de Entrepatios Las Carolinas aprovecha al máximo las estrategias de la arquitectura bioclimática. Uno de las premisas a la hora de elegir una solar adecuado para el edificio fue la orientación. Así, el solar finalmente elegido en el distrito de Usera (c/ González Feito 19), es un solar en forma alargada de 46x17m, cuyo eje más largo presenta una dirección este-oeste. Sus lados sur y este dan a dos calles de acceso mientras que el norte y oeste suponen límites medianeros. Además, en la parcela de enfrente de dicha calle al sur hay un gran aparcamiento de un centro comercial.

De esta manera se partía de unas condiciones muy favorables ya que podíamos tener la fachada principal del edificio orientada al sur y sin apenas obstrucciones solares.

En dicho solar se configuró el edificio en sentido longitudinal de la parcela y adosado al lindero sur mientras que al norte se deja un área longitudinal sin edificar que conforma un patio común. Los accesos a las viviendas se realizan a través de galerías, a modo de corralas, en la fachada sur. A dichas corralas de la fachada sur vuelcan las estancias de estar y las cocinas (estancias de día) con grandes huecos acristalados y con persianas alicantinas como dispositivos de protección solar, mientras que al patio norte dan los dormitorios (estancias de noche).

Todo ello desemboca en viviendas de doble orientación que maximizan la captación solar durante el invierno, se protegen de la radiación excesiva en verano mediante la protección solar fija (aleros y corralas) y móvil (persianas alicantinas) y favorecen la ventilación cruzada por ejemplo para ayudar en la refrigeración nocturna en el verano.

Alta eficiencia energética

El edificio apuesta por la alta eficiencia energética, así como el alto grado de confort que esta conlleva. Se ha trabajado de forma minuciosa para reducir al máximo la demanda de energía, se ha optado por sistemas muy eficientes que minimizan el consumo y se cuenta con el aporte de energía de fuentes renovables. En este sentido, se han adoptado y aplicado los rigurosos requisitos del estándar Passivhaus en el diseño del edificio.

El comportamiento energético del edificio se ha analizado desde los inicios con la ayuda de una doble simulación. Por un lado se ha realizado una simulación dinámica con el programa Design Builder y, de manera paralela, se ha trabajado con el programa PHPP y su plugin DesignPH para Sketchup como metodología de simulación propuesta por el estándar Passivhaus.

Figura 1. Simulación energética. Design Builder (izquierda) y DesignPH-PHPP (derecha).
Figura 1. Simulación energética. Design Builder (izquierda) y DesignPH-PHPP (derecha).

Las distintas medidas adoptadas en el edificio en cuanto a reducción de demanda de energía, consumo de energía primaria y aporte de fuentes renovables son:

  • Elevado grado de aislamiento: Se ha aislado térmicamente el edificio siempre por el exterior  con sistema SATE en fachadas de 100mm de lana de roca sobre panel de CLT -madera contralaminada- más 40 mm de manta de celulosa en trasdosado interior en fachadas; cubierta semi-directa semi-invertida con 80 mm de lana de roca y 60 mm de XPS por el exterior del CLT y forjados de planta baja en separación con el garaje del sótano también con 100mm de lana de roca por el exterior y otros 30mm al interior por motivos de acústica). Con ello tenemos transmitancias térmicas en fachadas de U=0.21 W/m2K, cubiertas con U=0.18 W/m2K y suelos con U=0.25 W/m2K.
  • Diseño constructivo que minimiza los puentes térmicos: en toda la envolvente se ha hecho un diseño constructivo asegurando la continuidad de la capa de aislamiento térmico para evitar o minimizar la repercusión energética de los puentes térmicos (calculados con el programa THERM). En este sentido, la estructura de muros y forjados de paneles de CLT de madera contralaminada ha facilitado mucho esta labor.
  • Carpinterías de madera-aluminio de Uf=1.3 W/m2K, vidrios triples con una transmitancia térmica media de Ug=0.6 W/m2K y factor solar g=0.5 e intercalarios cálidos produciendo transmitancias térmicas lineales en el borde del vidrio de Ψg=0.033 W/mK y por último, una instalación de la ventana en fachada que minimiza el puente térmico debido a su instalación con una Ψf=0.014 W/mK
  • Dispositivos de protección solar móvil: persianas alicantinas enrollables y manipuladas manualmente.
  • Elevada hermeticidad al paso del aire: se ha previsto el sellado hermético de todos los encuentros y uniones de distintos materiales y/o elementos constructivos así como de cualquier perforación de la envolvente hermética del edificio como los pasos de las diferentes instalaciones.
  • Uso de sistemas de ventilación mecánica controlada de doble flujo con recuperación de calor (instalación individual por vivienda/local con eficiencias efectivas en la recuperación del 80%.
  • Sistemas individuales de climatización (calefacción-refrigeración) por aire basados en bombas de calor aire-aire de alta eficiencia energética (A/A+) con potencias en torno a los 4kW por vivienda y coeficientes de rendimiento en calefacción y refrigeración de SCOP=4 y SEER=5.5 respectivamente.
  • Sistema centralizado de ACS de alta eficiencia (A++) por bomba de calor aire-agua (aerotermia) con una potencia de 25 kW y una eficiencia estacional para ACS en energía primaria del 115%.
  • Instalación fotovoltaica de 13.5 kWp en modalidad de autoconsumo y con sistema de control para enviar electricidad generada a la bomba de calor del ACS en los momentos de máxima generación y así maximizar el aprovechamiento de electricidad generada. Se deja previsión para posible ampliación futura de la instalación.

De todo ello, hemos llegado a un comportamiento del edificio con valores muy bajos en demanda de energía para calefacción (11 kWh/m2año), refrigeración (15 kWh/m2año) y ACS (24 kWh/m2año).

Estos resultados eran de esperar en un edificio con un elevado aislamiento en el clima de Madrid: el gran problema a resolver en cuanto a climatización se refiere es la refrigeración.

Análisis de ciclo de vida

De cara a reducir el enorme impacto ambiental que la construcción y uso de cualquier edificio implica se ha evaluado el proceso en relación a siete categorías de impacto sobre el medio ambiente (cambio climático, destrucción de la capa de ozono, acidificación del terreno, eutrofización, contaminantes fotoquímicos, agotamiento de recursos abióticos y consumo total de energía). Para ello se ha utilizado la herramienta ECOMETRO, basada en las normas UNE-EN 15804 (producto) y UNE-EN 15978 (edificio). Esta herramienta valora el impacto del edificio durante toda la vida del mismo: extracción y fabricación de los materiales, transporte a obra, colocación, mantenimiento y uso (calefacción, refrigeración, iluminación y consumo de los electrodomésticos).

Uno de los capítulos más relevantes en este aspecto, debido a la masa que supone en relación al resto de componentes y elementos constructivos, es la estructura del edificio. En Entrepatios Las Carolinas se ha optado por una estructura de hormigón armado en el sótano y forjado de planta baja para completar el resto de alturas íntegramente con muros y forjados de panel de CLT (madera contralaminada). El uso de la madera ha supuesto una reducción de peso del edificio notable y además ha permitido evitar el uso de pilotes para cimentar en un terreno pobre como el existente. Todo ello ha supuesto una reducción del 39% del impacto del edificio sobre el cambio climático.

Bioconstrucción

Además del ahorro de energía y el bajo impacto medioambiental se ha buscado en todo momento un edificio sano. El interior se resuelve con materiales no tóxicos que aporten una nula o mínima emisión de compuestos orgánicos volátiles. De esta manera, el propio panel de CLT cuando va visto, o los trasdosados del edificio compuestos por placas de yeso laminado y aislamiento de celulosa, suponen materiales que responden a tal fin.

Es importante mencionar también en este punto que, gracias a los sistemas de ventilación mecánica controlada de doble flujo, la calidad del aire interior en las viviendas será óptima, con una tasa de CO2 siempre dentro de los límites saludables (en torno a los 1000 ppm), filtrado de partículas contaminantes debido al sistema de filtros y ausencia de malos olores.

Gestión del agua

El edificio propone un sistema de gestión del agua que, además de utilizar griferías y sanitarios de bajo consumo de agua con cisternas de doble descarga, aireadores, etc., se centra en el reciclaje de las aguas pluviales y de las aguas grises para su posterior uso en el sistema de riego en el jardín del patio, corralas y cubierta, así como en los inodoros. Se prevé que con dicho sistema se produzca un ahorro de agua de 750.000 l/año.

Cabe decir en este punto que con la actual Ordenanza de Gestión y Uso Eficiente del Agua en la Ciudad de Madrid, sólo está permitido el aprovechamiento de aguas grises para riego, no así para inodoros, aunque se prevé en el futuro el cambio de dicha ordenanza. El edificio cuenta con un doble trazado de instalaciones de fontanería y saneamiento en el caso de las aguas grises a modo de preinstalación para que, cuando se produzca dicho cambio en la ordenanza, sólo haya que poner en marcha el trazado de reutilización de aguas grises en inodoros. De esta manera, el edificio va por delante que la propia normativa en cuanto a gestión del agua se refiere.

Salud geoambiental

Se ha realizado un análisis y estudio de salud geoambiental tanto de la parcela como del entorno inmediato contemplando distintos aspectos en relación a los campos energéticos (eléctricos, magnéticos, radiación de tipos diversos, etc.) para organizar el edificio de una manera saludable para sus ocupantes. Así, se evitan puntos críticos en los lugares de estancias prolongadas o de descanso y se utilizan sistemas de apantallamiento en los casos en los que sea necesario.

Conclusiones

Entrepatios Las Carolinas es un edificio de viviendas planteado en términos de innovación social, económica y medioambiental que persigue la excelencia en cada uno de estos campos. La experiencia demuestra que los edificios de consumo de energía casi nulo son posibles y asequibles si las personas implicadas comparten la voluntad firme de no renunciar a su objetivo.

En Entrepatios Las Carolinas se amplía el objetivo de logro de un edificio de consumo de energía casi nulo en pos de una arquitectura comprometida con la mitigación del cambio climático. En un edificio con un elevado grado de aislamiento en un clima como es el de Madrid, el problema más difícil de resolver en cuanto a climatización es la refrigeración.

En un edificio de consumo de energía casi nulo como es el de Entrepatios Las Carolinas en el que se reducen tanto los consumos durante su vida útil, el peso específico de los materiales y elementos constructivos en función de su masa pasa a ser de gran peso específico en la reducción de impactos del análisis de ciclo de vida. Debido a que la estructura es de madera, se ha conseguido una cuantificación de impactos cuyos valores son excepcionales, por un lado porque supone una reducción de masa considerable frente a una de hormigón o acero, y por otro porque en valor relativo, la estructura acapara la parte sustancial del peso de un edificio.


Fuente: Construible

Estas increíbles casas sostenibles generan más energía de la que consumen

Categories:

Desde 1974, uno de los edificios situados en el campus de la Universidad Técnica de Dinamarca, a las afueras de Copenhague, sirve de campo pruebas para investigaciones sobre eficiencia energética de construcciones, materiales e instalaciones. Capaz de captar y almacenar cerca de 7.300 kilovatios por hora al año, el inmueble fue uno de los primeros en hacer gala del término “energía cero”.

Esta obra de los ingenieros daneses Torben Esbensen y Vagn Korsgaard contaba con 42m2 de paneles solares para demostrar por primera vez que es posible diseñar y levantar una construcción con una demanda de energía nula (o casi nula). La bautizada como Zero Energy House o Casa de Energía Cero se convertía así en la antecesora de aquellos edificios que hoy en día pueden presumir no solo de tener un balance energético cero, sino también de producir más energía de la que consumen.

Así, las también conocidas como casas con plus energético o con un balance energético positivo van un paso más allá de los edificios de energía cero (ZEB) o de balance cero -aquellos que cubren todas sus necesidades energéticas y no dejan huella de carbono- para generar un excedente que pueden almacenar o verter a la red. Si bien aún no son muy numerosas, cada vez son más los investigadores, arquitectos y empresas que deciden hacer realidad uno de estos inmuebles sostenibles.

La receta de la eficiencia

Las viviendas capaces de autoabastecerse de calor y electricidad lo consiguen gracias a una combinación de materiales especiales, medidas de eficiencia energética y tecnologías que permiten obtener y almacenar energía de fuentes renovables. En la lista no pueden faltar las placas solares y las baterías, pero también incluyen pavimentos que producen energía cuando se pisan, escayolas que absorben el calor o sistemas autónomos de control de luces y la calefacción.

Estos ingredientes son los que reúne el edificio ZEB de la firma de arquitectura y diseño de interiores noruega Snøhetta, una de las integrantes del Centro ZEB, donde han nacido diferentes proyectos de casas que conforman una especie de barrio sostenible.

Además de las tradicionales placas solares, estos inmuebles cuentan con dispositivos como hervidores de agua que aprovechan la energía perdida por el vapor y lavadoras capaces de generar energía gracias a las vibraciones. También presentan sistemas de ventilación natural y una orientación y disposición de las ventanas idónea para aprovechar toda la luz y el calor del sol.

Pero los arquitectos de Snøhetta, nombrada en el 2016 firma innovadora en arquitectura del año por The Wall Street Journal, no solo se limitan al plano doméstico. Se han aliado con el emprendedor Emil Eriksrød para levantar el edificio Powerhouse, el primer bloque de oficinas que producirá más energía de la que consume. Lo harán en la pequeña ciudad noruega de Porsgrunn y, si todo sale según lo previsto, terminarán la construcción a principios del 2019.

Sus creadores han diseñado el inmueble con forma de diamante para que las placas solares del tejado puedan captar la mayor cantidad de luz solar posible. Junto con intercambiadores de calor (radiadores para transferir energía entre fluidos) y bombas, los paneles fotovoltaicos permitirán producir electricidad y caldear todo el edificio.

Otro arquitecto europeo, el francés Philippe Stark, famoso precisamente por sus proyectos sostenibles y ecológicos, se atreve incluso a dar datos: ha desarrollado una casa prefabricada de madera capaz de producir hasta un 50 % más de energía de la que consume. La vivienda, que ha creado junto con la empresa Riko, responde a la definición de Accessible Technological Homes o PATH, un campo en el que destaca esta compañía.

El inmueble está cubierto, en gran parte, por cristales y paneles de aluminio, mientras que el sistema de generación de energía se encuentra situado bajo el tejado. Según sus responsables, la PATH está diseñada para consumir hasta un tercio de la energía que gasta una casa tradicional y acabará instalada a las afueras de París para uso y disfrute del francés.

De los años 40 a un futuro sostenible

En Estados Unidos, una de las pioneros en el ámbito de las casas con balance energético cero y con plus energético es la Universidad de Harvard, donde han puesto en marcha elproyecto HouseZero, que tiene como objetivo hacerle un lavado de cara tecnológico a un edificio de la década de 1940 para convertirlo en una construcción autosuficiente.

El inmueble, que sirve de laboratorio a los investigadores del Centro para los Edificios y las Ciudades Verdes de la Escuela de Diseño, está pensado para producir más energía de la que consume, no dejar huella de carbono y aprovechar la luz y la ventilación naturales para ahorrar gasto energético.

Sin embargo, esta no es la única iniciativa salida del ámbito universitario al otro lado del charco. Un grupo de estudiantes de la Universidad Católica de América, la Universidad George Washington y la Universidad Americana ha dado forma a la bautizada como Harvest Home (algo así como casa recolectora o de la cosecha).

La vivienda prefabricada, compuesta por dos módulos, dispone de un sistema fotovoltaico en el techo y otro que capta el exceso de calor del interior de la casa, así como de una ventilación adecuada para mantener las habitaciones en condiciones óptimas. El proyecto, uno de los participantes en el concurso Solar Decathlon del Departamento de Energía estadounidense, tiene, además, fines sociales: será donada a algún veterano de guerra estadounidense.

En el caso de la pareja formada por Jared y Mindy Campbell, sin embargo, la idea de vivir en una casa con un balance de energía positivo no tuvo nada que ver con la universidad o el trabajo. Ni siquiera son arquitectos. Por iniciativa propia, los Campbell han construido una vivienda sostenible y energéticamente eficiente en Salt Lake City, la capital del estado de Utah.

Han tenido en cuenta desde la orientación y geometría de la vivienda -pensada para facilitar la instalación de paneles solares en el techo- hasta la instalación de celdas fotovoltaicas, que captan energía suficiente para calentar la casa, el agua y proporcionar electricidad para encender las luces y los electrodomésticos y para cargar un pequeño coche eléctrico. Además, las paredes en las que da el sol están hechas de materiales que conservan el calor y estabilizan la temperatura.

No cabe duda de que diseñar y construir una vivienda que genere más energía de la que consume lleva su tiempo. El australiano Robert McVicker también se encargó de todo el proceso, desde el diseño hasta la compra de materiales, productos y la contratación de constructores. Tuvo que emplear unos cinco años, pero mereció la pena: a los dos años de estrenar su nueva casa en el municipio de Logan Village, su familia ya podía presumir de haber conseguido un balance energético positivo.

La bautizada como The Vicker Ridge ha ganado desde el 2014 diferentes premios de sostenibilidad: no solo genera más energía de la que gasta, sino que también recoge más agua de lluvia de la que consumen sus habitantes. Y sin privarse de nada. Tienen una piscina, varios frigoríficos, aire acondicionado, secadora e, incluso, una planta para tratar y reciclar sus propias aguas residuales.

Porque, aunque muchas de ellas sean prefabricadas, vivir en uno de estos hogares autosuficientes no está reñido con la comodidad, el buen gusto o, por qué no, el lujo. Quién pudiera pasar solo unos días en la elegante Carbon Positive House de la empresa australiana ArchiBlox o en las casas que la consultora de diseño estadounidense LifeEdited ha construido en Nueva York y entre la abundante vegetación de la isla hawaiana de Maui.

El techo del inmueble isleño, completamente cubierto por paneles solares, capta del orden de 10.500 vatios de energía para cubrir todo el consumo tanto de la casa como de un bonito todoterreno Volkswagen manipulado para funcionar con electricidad. El proyecto se enmarca en la Iniciativa por la Energía Limpia de Hawái, cuyo objetivo es conseguir que todo el archipiélago funcione con fuentes renovables en el 2045.

Estos son solo algunos de los ejemplos que demuestran que es posible construir y gestionar una vivienda con un impacto ambiental mínimo. Quizá no puedas permitirte el gasto de tiempo y dinero de los Campbell o la familia de McVicker, pero puede que, dentro de no mucho, puedas pasar tus vacaciones en una de estas bonitas casas con un balance de energía positivo instalada en pleno Círculo Polar Ártico.


Fuente: idealista

TAMIS-K BÁLSAMO DE CERA DE ABEJAS, CARNAUBA Y PROPÓLEO BAUCENT

Categories:

Los materiales más antiguos y tradicionales de limpieza y protección eran y son naturales, ecológicos y sostenibles. Dentro de los materiales más usados para proteger las superficies minerales y vegetales de nuestras casas están las ceras.

Una revisión tecnológica y de formulación, además de los obligados controles de calidad actuales, permiten que a base de materias primas tradicionales podamos obtener productos contemporáneos de gran calidad y magníficas prestaciones.

Nuestro Bálsamo de ceras Tamis-K te permitirá proteger muebles, vigas, puertas, mesas, sillas de madera, proporcionando una pátina que dará lustre y realce a los mismos….

También puedes proteger fácilmente suelos, objetos o ladrillos de barro cocido y/o  de piedra natural.

Tan sólo debes calentar la cera al “baño maría” y luego aplicar manualmente (“a muñequilla”) con un trapo de algodón o de lana si quieres sacar mayor brillo, estirando bien el material para no dejar zonas sin proteger. Este tratamiento te servirá para darles protección ante las manchas, la suciedad y para repeler el agua, dejando respirar todos estos soportes, sin generar electrosmog ni emisiones de COV’s  y alargando la vida útil de los mismos.

Así que ya los sabes, calentar cera, dar cera…… y si quieres brillo… ¡pulir cera! ¡¡¡Con nuestro bálsamo de ceras Tamis-K!!!

Top 5 de casas modulares sostenibles

Categories:

Las casas modulares y prefabricadas se llevan el record en eficiencia energética y logística en muchas ocasiones. Sus estructuras prefabricadas consiguen disminuir su tiempo de montaje en obra, lo que ayuda a reducir sustancialmente el gasto económico y también a ahorrar energía desde su construcción hasta su vida útil como vivienda. Las casas modulares han sabido incluir los últimos avances en habitabilidad para adaptar su formato a cualquier tipo deedificación, de tal forma que podemos incluso encontrar casas modulares pasivas.

Ejemplos de Viviendas Prefabricadas y Modulares 

A continuación, te mostramos algunos buenos ejemplos de hogares prefabricados, que a todo amante de laarquitectura modular le encantarán:

Casa sostenible prefabricada – Brockloch Bothy
Esta vivienda es un ejemplo de construcción ecológica que sirve como alojamiento rural para familias y parejas que desean pasar unos días tranquilos en contacto con la naturaleza. Está compuesta por cuatro módulos prefabricados, agrupados según una configuración cuadrada, dentro de una finca que ocupa una extensión de casi 77 hectáreas. La vivienda se autoabastece energéticamente gracias a unos paneles solares colocados en su cubierta y dispone de grandes cerramientos acristalados en una de sus fachadas .
Se ha utilizado madera obtenida de forma sostenible, un aislamiento térmico natural de lana de oveja, eco-pinturaque resulta respetuosa con el medio ambiente y una cimentación que apenas tiene impacto en el entorno.

Mini Casa prefabricada – My Micro NY
Existen muchos más ejemplos de mini casas prefabricadas, pero nos centraremos en My Micro NY, un proyecto que nació de un concurso con el objetivo de encontrar el mejor diseño para estudiantes. En este módulo prefabricado pueden vivir una o dos personas y se trata de una tipología flexible que permite la construcción modular en altura.

Las ordenanzas municipales no permiten viviendas de menos de 400 pies cuadrados (37.16 m2), ni tampoco que un edificio entero esté ocupado por micro-apartamentos, pero la oficina municipal decidió renunciar a ciertas regulaciones en el sitio de Kips Bay con el fin de permitir el proyecto My Micro NY. De ahí que sea el primer edificio de apartamentos de reducido tamaño de Nueva York y la construcción más alta de Manhattan que hace uso de la arquitectura modular.

Vivienda Sostenible – Homestead House
La construcción de esta vivienda ha sido pensada en módulos abovedados diseñados a partir de hojas de acero unidas entre sí. Este tipo de construcción agiliza los tiempos y reduce los costos.
La casa cuenta con paneles fotovoltaicos y turbinas de viento que se ocupan de recolectar la energía, los techos arqueados también recogen el agua y lo almacenan en tanques especiales que se ubican por debajo de la tierra. Entre tanto, para enfriar o calentar la vivienda se utiliza la climatización pasiva.

Vivienda Prefabricada – Vipp Shelter
Se trata de un refugio de acero en la naturaleza de únicamente 55 m2, acristalado por sus dos lados de mayor longitud. Ha sido proyectado como un objeto de diseño total, en el que todas las decisiones, tanto constructivas como estéticas y espaciales, se han tomado de antemano. Tiene la característica de que forma parte del paisaje, no se adapta o se integra a él. Se puede instalar en cualquier sitio, pero no está pensada para ser una vivienda móvil ya que se pretende que adquiera raíces en el propio lugar.

Vivienda Móvil y transportable modular Serie ÁPH80
Se trata de una vivienda transportable para dos personas instalable en cualquier lugar, aunque también se ha diseñado para añadir más módulos y hacerla para más ocupantes. Su superficie de 27 metros cuadrados y el volumen de 80 metros cúbicos hace que sea perfectamente cargable en un camión. Su interior está estudiado hasta el último detalle, para que dentro haya tres zonas diferenciadas: sala de estar con cocina, un dormitorio y un baño completo. Aunque su tiempo de fabricación sean 8 semanas, su montaje en obra se hace en un día escaso.


Fuente: Inarquia

Carrito
Tu carrito está vacío.