¿Sabías qué…. uno de los inventores (desarrolladores) de las pinturas de silicato potásico fue el famoso poeta, novelista, dramaturgo y científico alemán, Johann Wolfgang von Goethe, contribuyente fundamental del Romanticismo y autor del famoso Fausto?

La tecnología de las pinturas al silicato potásico data desde finales del siglo XIX, surgiendo como una evolución y alternativa fiable ante la poca estabilidad mostrada por las pinturas al silicato de sodio.

Aunque en su origen quisieron ser una alternativa más duradera a los encalados y frescos secos  tradicionales, por sus magníficas propiedades han encontrado también su sitio en nuestro tiempo, manteniendo el atractivo acabado mate mineral de los revestimientos de cal, aplicados en forma de pintura.

Las pinturas de silicato potásico como ColorMin presentan un altísimo índice de penetrabilidad y unión al soporte dejando transpirar los muros mientras los mineraliza (cristalización), por lo que su durabilidad, transpirabilidad, resistencia a los agentes externos y excelente envejecimiento las convierten en una gran elección para muros y fachadas exteriores.

Debido a su cualidad mineralizadora, creando una fusión con el soporte mineral de la pared, es muy importante que éste esté en buenas condiciones y debidamente preparado.

Para los soportes no completamente favorables, existe la opción siempre recomendable de usar SellaMin como imprimación y preparación del soporte.

Ya sabes, si quieres prolongar la vida de tus muros y fachadas usando una pintura natural y contribuyendo al medio ambiente, pinta con ColorMin.