¿Cómo planificar una construcción sostenible?

Categories:

La gente tiene la idea que construir de forma sostenible ya sea con materiales reciclados, del propio terreno o demás es algo muy complejo.

Luego están los que piensan lo contrario, pero la verdad es que existen una gran cantidad de factores que se deben tomar en cuenta a la hora de planificar un proyecto de construcción sostenible y no difieren tanto de los que hay que planificar para una construcción tradicional.

Diseño y permisos.

Este debe ser el primer paso de la planificación, dependiendo de la legislación del país en el que estemos, puede ser necesario contratar un arquitecto, presentar planos y tramitar permisos variados, lo cual lleva tiempo y dinero.

Lo mejor siempre es contactar con gente que ya halla pasado por estos procesos y nos puedan asesorar, sobre los escollos que encontraron en su camino, para ir sobre aviso y tener idea de las cosas que necesitaremos para realizar el proyecto.

Materiales para la casa sostenible.

La primera decisión importante y relevante para el proyecto es cómo y de qué vamos a construir la casa. En construcción sostenible hay una diversa gama de materiales tales como tierra, paja, madera, materiales de reciclaje en general.

Los costes y los tiempos de ejecución se pueden alterar en función del material que elijamos por ejemplo yo puede tener la idea de hacer una casa con pallets, pues tengo que planificar cuantos pallets necesito, donde los consigo el coste del traslado, el tiempo que insume luego el preparar los pallets, si es que ha que desarmarlos o lijarlos o sea todos los costes asociados.

Mi consejo es usar lo que tenemos a mano, o sea si vivo donde hay arena no me planteo hacer una casa con barro.

Mano de obra.

Mucha agente asume que esto no es un problema tan grande, sin embargo es de los mayores, aunque no contratemos gente y decidamos hacerlo nosotros mismos o con amigos, el tiempo que insume el construir una casa es grande y tiene un coste elevado en el proyecto.

Si optamos por la auto construcción debemos dejar de lado muchas veces nuestro trabajo o fuente de ingresos habitual y eso se nota.

Para muchas cosas nos veremos obligados a contratar especialistas y la coordinación en las distintas etapas del proyecto es fundamental.

Otro tema con el que me he topado es que al no ser construcciones estandarizadas muchas veces requerimos de hacer todo a medida, desde las aberturas a el techo y todo esto hace que lo tiempos sean mayores a los de la construcción convencional y los imprevistos, que van alterando la planificación inicial.

Planificar es la clave de todo.

Ya sea grande o pequeño nuestro proyecto la clave esta en planificar, desde los materiales, los costes, donde se obtiene, todo lo que necesitamos, la mano de obra, el tiempo de diseño, las fuentes de energía, absolutamente antes de siquiera empezar debemos tener la planificación de cada una de las etapas, tiempos y costes estimados.

Esto nos evitara varias sorpresas y dolores de cabeza a posterior, aunque por experiencia en cualquier tipo de construcción siempre habrá imprevistos, y esto también debe ser contemplado en la planificación.

Incluso existen sistemas para realizar estas planificación y poder tener la visión de todos los pasos y saber donde estamos a cada paso del proyecto tal como el Last Planner System el cual nos puede ayudar también a ver problemas o costes innecesarios que podamos corregir y hacer nuestro proyecto de forma más eficiente.

Conclusiones.

Si realizamos bien el proyecto, y contemplamos todas las variables el construir una vivienda sostenible en principio sera bastante similar a construir una tradicional.

Sin embargo a posterior tendremos más beneficios si tomamos en cuenta que una vivienda sostenible conlleva el haber usado principios de arquitectura bioclimática, generación propia de energía, reutilización y ahorro de agua entre otras cosas.

Todo esto hará que valga la pena en términos económicos y personales ya que el hacer un hogar sostenible es también una decisión muy personal y de acuerdo a nuestro modo de vida.


Fuente: ecocosas.com

10 mujeres que promueven la construcción de viviendas naturales y sostenibles en África, América y Europa

Categories:

Casas ecológicas, económicas y fáciles de construir. Solo hacen falta ganas, materiales adecuados y ciertos conocimientos que un grupo de mujeres, entre ellas arquitectas especializadas en construcción natural, están extendiendo a través de talleres y de su propio ejemplo: cada una de ellas ha echado mano de elementos tan simples como piedras, maderas, paja y tierra para levantar viviendas que se han convertido ya en modelo de la construcción sostenible y tradicional en África, América y Europa.

ÁFRICA.

Tras una primera experiencia en la construcción natural en Canadá en 1994, Elke Cole se ha volcado en África, donde lleva años enseñando cómo levantar casas e incluso tiendas a base de productos como la paja y la arcilla. La técnica la ha llevado ya a lugares como Kenia, a esta ecoaldea de permacultura en Camerún, o a Tanzania, donde dio forma a la sede de la ONG local Baobab con bolsas llenas de escombros de una vieja construcción como cimientos, sobre los que el resto se alzó en arcilla, madera y paja.

AMÉRICA.

En Estados Unidos tres mujeres destacan por su trabajo en la construcción sostenible y en la difusión de sus principios. Desde Nuevo México, Carole Crews ha hecho del adobe el protagonista de su peculiar vivienda, que construyó siguiendo las tradiciones de este estado fronterizo con México.

Más hacia la costa este, en Carolina del Norte, se encuentra otra de las referencias en construcción natural en Norteamérica, Liz Johndrow, quien se describe como una “apasionada de la exploración del mundo del adobe, la mazorca, la tierra, las estructuras de madera…”. Con eso y con la ayuda de un grupo de voluntarias construyó su casa de campo y, en esa línea, trabaja en Centroamérica, donde impulsa un proyecto (Nicaragua Pueblo) para solventar los problemas de vivienda en el país a través de la enseñanza de las técnicas de construcción natural.

En West Virginia, la arquitecta y constructora Sigi Koko ofrece consultoría, formación y diseño respetuoso con el medioambiente, tanto para interiores, como puede verse en tiendas como esta, como para exteriores, con la construcción de numerosas viviendas. Todos sus trabajos destacan por la simbiosis entre la edificación y el medio en que se ubica, y por ser eficientes energéticamente.

Inspirada por la idea de la construcción de hogares con la reutilización de materiales, más específicamente, botellas de PET, para las personas que viven en la extrema pobreza, la abogada boliviana Ingrid Vaca Diez creó el proyecto Casas de Botellas.

EUROPA.

A este lado del Atlántico, mujeres como Poula Line, Heidi Vilkman, Paulina Wojciechowska, Wendy Howard e Ileana Mavrodin protagonizan este giro hacia la construcción de viviendas sostenibles, tradicionales y, en muchos casos, basadas en la permacultura. El modelo se expande de Norte a Sur y de Este a Oeste, con Dinamarca, Finlandia, Polonia, Portugal y Rumanía como avanzadilla en el continente gracias a los trabajos de estas cinco mujeres.

Entre sus proyectos se encuentra esta Casa Verde edificada por Mavrodin con materiales naturales característicos de Rumanía; esta vivienda de Howard en medio de un oasis para la permacultura en Portugal; o las construcciones de arena, paja y madera que la arquitecta Paulina Wojciechowska impulsa en Polonia.

Heidi Vikman, con sus casas de adobe revestido en piedra e impermeabilizadas con productos naturales, y Poula Line, con espectaculares construcciones como esta inspirada en una concha de caracol, completan esta lista de mujeres que lidera la construcción sostenible y que, a fuerza de trabajo y de transmitir sus conocimientos, está sentando ejemplo y expandiendo un modelo de vivienda que bebe de la tradición y del respeto a la naturaleza.


Fuente: ecoinventos.com

Canarias avisa de que sin nuevas infraestructuras eléctricas no se puede avanzar en un modelo energético sostenible

Categories:

El consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, Pedro Ortega, aseguró este viernes que sin el desarrollo de nuevas infraestructuras eléctricas no se puede avanzar en la penetración de energías renovables en las islas y en el cambio de un modelo energético más sostenible.

«La construcción de parques eólicos, líneas de evacuación de energía o subestaciones eléctricas son una parte fundamental de la Estrategia Energética de las islas, sin la cual el objetivo de una Canarias sostenible se convierte en una utopía irrealizable», señaló.

El consejero, que inauguró la segunda jornada del ‘I Congreso Internacional de Almacenamiento Energético a Gran Escala’, aseguró que en Canarias existen centrales hidroeléctricas, tanto en funcionamiento como proyectadas, que «son prioritarias para sacar el máximo provecho de las energías renovables y suplir las grandes variaciones de demanda que se dan a lo largo de un día».

En este contexto, mencionó Gorona del Viento en El Hierro y el proyecto de Chira-Soria en Gran Canaria. No obstante, consideró que es necesario «abrir un debate y analizar las ventajas e inconvenientes de otros sistemas de almacenamiento energético, como el almacenamiento con baterías, que pueden suponer una solución para Canarias a medio plazo».

Pedro Ortega recordó que el objetivo del Gobierno de Canarias a medio plazo es conseguir una penetración del 45% de las energías renovables de aquí al 2025 mediante el desarrollo de una Estrategia Energética dirigida a alcanzar un modelo energético más sostenible, autosuficiente y diversificado que el actual; garantizar la seguridad y el acceso de todos los ciudadanos a un suministro regular y estable; y expandir el uso de las energías renovables y la aplicación de políticas de ahorro energético en los sectores de uso intensivo de la energía.

CANARIAS, LABORATORIO DE INNOVACIÓN EN RENOVABLES

Durante su intervención, el consejero de Economía se refirió también a la capacidad que tiene Canarias para «convertirse en laboratorio de innovación en materia de renovables», tanto por sus condiciones naturales como por la experiencia que tienen los centros de investigación públicos, como el ITC o el ITER. «Además, nuestro complejo sistema eléctrico representa una oportunidad para avanzar en la investigación de otras alternativas de almacenamiento que pueden exportarse a otras partes del mundo», añadió.

En este sentido, afirmó que apostar por las renovables no solo nos permitirá «implantar un sistema energético menos contaminante, más barato y más estable en las islas», sino que también «supone una oportunidad de explorar nuevas vías de negocio y demostrar al mundo nuestra capacidad para desarrollar proyectos piloto más sostenibles a nivel mundial».


Fuente: Ecoticias

Eficiencia energética: climatización, iluminación y equipos

Categories:

Los edificios son unos de los elementos que suponen mayor consumo de energía primaria a nivel mundial y concretamente en España y Europa. Suponen aproximadamente un tercio del consumo total, por lo que la eficiencia energética en es clave para garantizar una sostenibilidad en los edificios a corto y medio plazo.

Un edificio requiere energía fundamentalmente para tres aspectos:

  • Climatización y agua caliente: pudiendo ser sólo para calefacción o para calefacción y refrigeración.
  • Iluminación
  • Equipos

Para proporcionar una solución integral de eficiencia energética se deben abordar todos los puntos de consumo. La eficiencia energética es la relación que mide cuánta energía se aprovecha en forma de energía útil frente a la energía utilizada. Se expresa en forma de rendimiento. Por ejemplo, un equipo con un rendimiento lumínico (bombilla) del 85% convertirá en energía luminosa el 85% de la energía eléctrica consumida. A medida que usamos equipos con mayor eficiencia energética logramos mantener el mismo nivel de servicio y confort (iluminación, temperatura…) disminuyendo el consumo de energía.

Un aspecto previo y fundamental es la concepción y diseño de edificios que tengan la menor demanda de energía, de este modo necesitaremos menos energía útil en los mismos. Esto, combinado con equipos de alta eficiencia, permite reducir notablemente el consumo de energía. Por ejemplo, a nivel de climatización esto se consigue diseñando edificios con un alto nivel de aislamiento, que requieren poca energía para ser calentados o enfriados. En este caso requerimos menos energía útil (calor para el edificio), y si además usamos equipos eficientes, reducimos aún más el consumo de energía primaria.

En los edificios, para aportar una solución global de eficiencia energética se deben combinar varias estrategias y equipos, para lograr que actúen de forma integral y mejoren el comportamiento. Analizamos las soluciones más importantes para cada tipo de consumo de energía.

Climatización

El uso de equipos de calefacción de alta eficiencia, como por ejemplo las calderas de gas natural de condensación, reduce el consumo de combustible para producir el mismo calor, suponiendo un importante ahorro energético. Además, estos equipos se pueden combinar con energías renovables, como biomasa o energía solar.

Es importante utilizar además sistemas de control y regulación para adecuar las temperaturas a la ocupación real del edificio y además mantener un nivel de temperatura confortable, pero sin que suponga un derroche de energía. La ventilación del edificio es importante ya que supone la entrada de aire del exterior que debe de calentarse o enfriarse hasta alcanzar la temperatura deseada. En equipos de climatización la etiqueta energética (A, A+, A++…) sirve para clasificar su nivel de eficiencia energética y aunque supongan una inversión inicial mayor ahorraremos mucha energía en el medio plazo.

Iluminación

Se debe primar el uso de la iluminación natural, para disminuir la necesidad de uso de equipos de iluminación artificial y además es muy importante usar equipos de alta eficiencia energética. Las soluciones actuales de iluminación LED y los sistemas fluorescentes son muy eficientes y permiten obtener niveles muy buenos de iluminación con un bajo consumo de energía. El etiquetado energético de las lámparas permite también conocer su nivel de eficiencia energética, facilitando la elección al consumidor.

Equipos

Los equipos utilizados en los edificios, tanto a nivel laboral como doméstico, suponen un consumo energético elevado. Existe también un etiquetado energético que permite comparar niveles de eficiencia energética entre electrodomésticos, ordenadores y otros dispositivos corrientes. A medida que optemos por equipos con mejor etiquetado energético garantizamos que tenemos un buen servicio sin que exista un consumo elevado de energía, por lo que es importante fijarnos en estos detalles a la hora de comprar cualquier equipo.

Integrando todas las soluciones que hemos mencionado anteriormente podemos conseguir mantener nuestro nivel de calidad de vida y confort en los edificios y viviendas reduciendo notablemente el consumo de energía. Esto redunda en un importante ahorro económico, pero también en una disminución del consumo de energía y de las emisiones de gases de efecto invernadero, mejorando a nivel global la situación ambiental, evitando el calentamiento global y haciendo las ciudades y edificios más sostenibles. Medidas de eficiencia energética similares deben adoptarse en el resto de sectores, como el transporte, la industria o la agricultura, lo que da lugar a un importante descenso en el consumo de energía.


Fuente: Ecohabitar

17 DE MAYO: DÍA MUNDIAL DEL RECICLAJE

Categories:

Cada vez son más las personas que se suman al reciclaje como una forma de preservar en la medida de lo posible, el medio ambiente. En una época en la que el consumismo y el beneficio personal impera, siempre hay esperanzas de sensibilizar a esa población, para que se una a este movimiento que ya es imparable y que como todos los movimientos de lucha y de reivindicación tiene asignado un día en el calendario.

Día mundial del reciclaje 2017: Cuándo es

Existen una serie de días llamados Días Internacionales que son elegidos por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Estos días tienen como misión resaltar los aspectos más importantes que tienen que ver con la vida de los seres humano y todo lo que le rodea.

Por este motivo Las Naciones Unidas, han designado el día 17 de mayo como Día Mundial del Reciclaje. Se trata de un día en el que se recuerda que uno de los mayores problemas con los que el ser humano tiene que enfrentarse y que cada vez se va incrementando más y más es la basura.

El día 17 de mayo ha servido desde hace ya algunos años como un día para que los movimientos que reivindican y promueven la necesidad de reducir los residuos que generamos, realicen y promuevan distintas actividades entre la población. Una forma de intentar que todos tomemos conciencia de cómo los hábitos de consumo pueden provocar o bien un mundo más sostenible o bien llevarnos directamente y lentamente a la destrucción de nuestro medio ambiente.

Día mundial del reciclaje 2017: Cómo Solucionar el Problema

Encontrar la forma de conseguir menor volumen de basura es una de las mayores preocupaciones de todos los gobiernos. Las grandes ciudades generan inmensas cantidades de residuos, estos se van acumulando en montañas de deshechos que además de contaminar el medio ambiente, provocan olores y plagas de ratas, cucarachas, etc. Por otro lado, la incineración de estos deshechos vierten a la atmósfera toneladas de agentes contaminantes e insalubles.

Gracias a los esfuerzos de las administraciones y sobre todo, de la buena voluntad y las ganas de mejorar nuestro planeta que tenemos en general en la sociedad actual, cada vez somos mas los que tenemos conciencia de que una sociedad que no ensucia y que no contamina es una sociedad responsable y avanzada.

La solución más efectiva, rápida y fiable consiste en Reducir la cantidad de basura, Reutilizar todos los materiales que puedan ser reutilizables y Reciclar, dando otros usos a objetos y materiales.
A diferencia de la sociedad de hace unos años donde todo los materiales eran valorados y volvían a ser reutilizados. Muchos recordamos a nuestras abuelas como reutilizaban los botes de cristal para sus mermeladas o compotas, era una forma sencilla y práctica de reutilizar.

Hoy en día estamos de acuerdo, que las mermeladas las compramos ya hechas, pero ¿qué hacemos con los botes de cristal?. Lo que queremos que entendáis es que hoy en día la instauración de la cultura de usar y tirar, ha generado mayor cantidad de basura, llegando en pocos años a incrementarse hasta tal punto, que la media de basura que genera un habitante al día es de 1 kg, que si lo multiplicamos por el número de días al año, serán 365 kg al año.

Día mundial del reciclaje 2017: Cómo Celebrarlo

Cada vez son mas las administraciones y entidades que se suman en todo el mundo a la celebración de este Día Mundial del Reciclaje, una forma de fomentar la conciencia ciudadana sobre la importancia de reciclar y además de realizarlo de forma correcta.

En España, empresas como Ecoembes ha organizado una serie de actividades dirigidas a las familias, tanto a mayores como a pequeños, donde a través de juegos y distintas actividades lúdicas se potencien la puesta en valor y la importancia del reciclaje, como de separar cada envase, según su tipología para posteriormente introducirlos en el contenedor adecuado.

El próximo sábalo 17 de mayo, la protagonista sin duda será la bicicleta, potenciar el movimiento por la ciudad de una forma más sana y saludable y por supuesto más cuidadosa con el medio ambiente. La mejor forma de descubrir una ciudad es a través de la bicicleta, poder pasear por sus parques y jardines y así descubrir muchos de sus rincones, no podríamos hacerlo si la forma de transporte elegida es el coche.


Fuente: erenovable.com

La Junta de Andalucía quiere potenciar al máximo las energías renovables

Categories:

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, ha apostado este miércoles en Sevilla por situar como objetivo que las renovables sean la base de la tarta energética de la comunidad autónoma, aunque ha reconocido que aún «queda camino por recorrer» y que se está «en un periodo de transición y no podemos eliminar de un plumazo las fuentes de energía que se han venido utilizando hasta ahora».

Durante su intervención en la conferencia coloquio ‘La economía baja en carbono: utilizar los recursos de forma más eficiente’, organizada por el Grupo Joly y Gas Natural, Sánchez Maldonado ha reafirmado que la principal apuesta de la Estrategia Energética de Andalucía 2020 es afrontar una etapa de transformación a una nueva realidad marcada por la amenaza del cambio climático.

Y en una comunidad como Andalucía, donde el consumo energético es el responsable del 80 por ciento de las emisiones de CO2, el uso de energías más limpias como el gas natural; aumentar el peso de las renovables o fomentar medidas de ahorro serán esenciales para avanzar en los objetivos marcados por la Estrategia, ha explicado el consejero. Según los datos que ha ofrecido Sánchez Maldonado, Andalucía ha duplicado la potencia eléctrica renovable desde 2007 y «ha conseguido grandes avances tanto en aprovechamiento de energías renovables como en la mejora de la eficiencia energética, pero aún queda mucho camino por recorrer».

En este sentido, ha recordado algunos de los objetivos concretos que especifica la Estrategia andaluza, como reducir un 25 por ciento el consumo tendencial de energía; aumentar el aporte de energía procedente de fuentes renovables hasta un 25 por ciento; o mejorar la calidad de suministro energético en un 15 por ciento.

Entre los avances citados este miércoles por el consejero en renovables, se encuentran que Andalucía es actualmente la primera región europea en la que se han desarrollado proyectos comerciales de centrales termosolares y líder en potencia termosolar en funcionamiento, con 997 megawatios; que la comunidad ocupa el segundo puesto en el ranking de fotovoltaica en funcionamiento; el liderazgo en potencia eléctrica instalada con aprovechamiento de biomasa o el primer puesto en instalaciones solares térmicas.

No obstante, Sánchez Maldonado ha defendido que los objetivos que marca la Estrategia no son alcanzables si no vienen acompañados de un cambio adicional en la forma de consumir energía, promoviendo políticas de ahorro con el uso de tecnologías de generación «menos agresivas con el medio ambiente», y con incentivos que supongan un impulso económico a estas políticas.

CONSTRUCCIÓN SOSTENIBLE

Al respecto, Sánchez Maldonado ha aprovechado su intervención para recordar que el próximo 15 de mayo se abre la posibilidad de solicitar los nuevos incentivos para las actuaciones acogidas al programa Construcción Sostenible, que contará con 76 actuaciones incentivables entre las que se encuentran las dirigidas a aislar mejor los edificios y las viviendas para reducir el uso de calefacción o el fomento del uso de energías renovables.

El consejero ha recordado que esta actuación está incluida en el Programa para el Desarrollo Energético Sostenible de Andalucía, que cuenta con un presupuesto inicial de 227 millones de euros y que ha calificado como «uno de los programas más ambiciosos, sino el que más, a nivel nacional».

Por último, Sánchez Maldonado ha recordado que el Consejo de Gobierno aprobó el pasado año iniciar la formulación de la Estrategia Andaluza de Calidad del Aire, que tendrá como objetivo realizar una evaluación más intensa de la calidad del aire e identificar zonas con problemas y las soluciones a adoptar. En este sentido, el consejero ha señalado que ya se han aprobado planes de calidad del aire en 13 zonas de Andalucía donde se ha detectado que se superan los valores límites de partículas.


Fuente: Ecoticias

España consigue 684 banderas azules y lidera el ranking durante 30 años

Categories:

Un total de 579 playas, 100 puertos deportivos y 5 embarcaciones turísticas sostenibles lucirán este año la bandera azul que acredita el buen estado de conservación y la calidad de los servicios que presta.

Con estos datos, España vuelve a liderar el ranking mundial de banderas azules, al frente del cual se sitúa de forma ininterrumpida desde 1987.

Los datos han sido dados hoy a conocer por la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor la sección española de la Federación Europea de Educación Ambiental, que ha destacado que el número total de playas con esa insignia es menor al del pasado año (7 menos).

Ese descenso se debe, entre otros problemas, al aumento de las exigencias en materia de depuración de aguas residuales o urbanas, a la ley de costas, a la calidad de agua -“que tiene que ser excelente, no buena”- y a la falta de socorristas.

El presidente de la Adeac, José Ramón Sánchez, ha destacado, por contra, que pese a ese mínimo descenso, esta edición han aumentado el número de playas candidatas (7 más que en 2016), el número de municipios participantes (12 más), así como el número de municipios con playas galardonadas, que han sumado 16 más que el pasado año.

Comunidades

Por comunidades, la Comunidad Valenciana encabeza el número de playas con bandera azul (con 129) -cuatro más que en 2016-, seguida de Galicia (113), Cataluña (95) y Andalucía (90).

Del porcentaje total de banderas concedidas, España representa el 16 por ciento, con algo más de 504 kilómetros de playas, lo que significa que, durante este verano, en una de cada cinco playas españolas ondeará la insignia azulada y una de cada seis que ondee en el mundo lo hará en el litoral español.

En cuanto al número de puertos galardonados, este se mantiene estable, y en primera posición se encuentras Cataluña (24 puertos) y las Islas Baleares (19), seguidas de Galicia (18), Andalucía (16) y la Comunidad Valenciana (14).

Embarcaciones turísticas

De las 5 embarcaciones turísticas sostenibles que este verano lucirán la bandera, 2 se encuentran amarradas en el puerto de Málaga (Andalucía) y 3 en el Puerto de la Colonia de Sant Jordi en Mallorca (Islas Baleares).

Otro de los apartados que la organización tiene en consideración para seleccionar las banderas azules son las distinciones temáticas en los municipios, entre las que sobresalen las tareas de salvamento y socorrismo, información y educación ambiental y playas inclusivas o adaptadas a discapacitados.

Respecto al salvamento y socorrismo, encabezan la lista española la localidad de Muro (Islas Baleares), Lloret del Mar (Girona) y Gandía (Valencia), mientras que en el apartado de playas inclusivas o adaptadas a discapacitados sobresale Mazarrón (Murcia), Benalmádena (Málaga) y Palma de Mallorca en las Islas Baleares.

De esta manera, en las playas galardonadas con la insignia azul el tiempo medio estimado de evacuación al centro médico es de unos 9 minutos, un 30 por ciento de las playas cuenta con diplomados en enfermería y un 18 por ciento con Médicos.

Como dato relevante, la organización ha detallado que en playas premiadas existe un total de 475 desfibriladores (82 por ciento de las playas), cifra muy importante si se tiene en cuenta que no es un criterio obligatorio y que se comenzó a recomendar hace sólo 4 años.

Secretaria de Estado de Turismo

Durante el acto, la secretaria de Estado de Turismo, Matilde Asían, ha destacado que el liderazgo que ocupa España en turismo es “indiscutible” y ha detallado que España ha revalidado, por segunda vez consecutiva y con mejor nota, la consideración de país más competitivo del mundo.

Para Asían, este galardón se ha “anticipado a los tiempos” cuando 30 años atrás, en un época en la que no era tan habitual, ya se comenzó a hablar de conceptos como la sostenibilidad, el medio ambiente y sobre los recursos que se agotan.

Bandera azul es también “educación, cultura y gestión sostenible”, ha incidido la secretaria de Turismo, quien ha resaltado el carácter internacional que tienen estas insignias concedidas y ha animado a todos los actores implicado a seguir impulsando esta iniciativa.


Fuente: Efeverde

Siete datos sobre el cambio climático que deberías conocer

Categories:

El Cambio Climático no es un montaje ni un cuento chino. Es un problema global cuya solución dependerá en gran medida nuestra supervivencia.

Todos los seres humanos, como seres vivos, consumimos recursos para sobrevivir. Pero el modo en como lo estamos obteniendo está afectando al clima mundial, lo cual tiene graves repercusiones que nos amenazan a todos. ¿Podemos encontrar una solución para frenar esto?

El Cambio Climático ya no es una cuestión a debatir, se ha convertido en un reto enorme para la humanidad. Estos son los datos que deberíamos conocer para comprender el alcance, y de este modo poner medidas para frenarlo.

1. El planeta se calienta

El mes de marzo fue el segundo más cálido de la historia de la Tierra desde que tenemos registro de temperaturas (1880), según el informe mensual que elabora el del Instituto Goddard para Estudios Espaciales de la NASA. En 2016 ha sido, por tercer año consecutivo, el año más cálido de la historia, consiguiendo romper el récord de 2015 y del 2014.

A lo largo de los últimos 50 años, las actividades humanas, y en particular la combustión de combustibles fósiles, han liberado cantidades de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero suficientes para afectar al clima mundial. La concentración atmosférica de dióxido de carbono, gas que atrapa más calor en las capas bajas de la atmósfera, ha aumentado en más de un 30% desde los tiempos anteriores a la revolución industrial.

2. La culpa es nuestra

El fenómeno de El niño contribuyó al record registrado el año pasado, pero no hay causa natural que explique la tendencia del alza térmica de los últimos 50 años. Los ciclos solares duran 11 años, las erupciones volcánicas enfrían esporádicamente el planeta. Entre tanto, los gases de efecto invernadero emitidos por la actividad humana forman un manto cada vez más grueso que atrapa el calor de la superficie de la Tierra.

3. No cabe la menor duda

Desde finales del siglo XIX los científicos han venido observando un cambio en el clima que no puede atribuirse únicamente a alguna de las influencias “naturales” del pasado. Ya en 1895, el químico sueco Svante Arrhenius concluye en sus investigaciones que la combustión de carbón de la era industrial calentaría el planeta.

En febrero de 2007, el IPCC publicó un resumen de su Cuarto Informe de Evaluación del IPCC dónde se llega a la conclusión que la causa del calentamiento global, con un 90% o más de probabilidad es de origen humano. En 2014 se publica la primera parte del Quinto Informe de Evaluación del IPCC dónde los científicos están al 95% seguros de que los seres humanos son la “causa dominante” del calentamiento global desde la década de 1950.

4. La subida del nivel del mar

La elevación del nivel del mar, es una consecuencia del calentamiento global, debido al deshielo de los casquetes polares. Los últimos datos de los expertos climáticos confirman una tasa de elevación de 3,2 mm/año, entre 1993 y 2010. El año pasado, se derritió el 97% de la capa de hielo superficial de Groenlandia, algo que no ocurría así desde hacía 150 años.

En enero pasado los investigadores alertaron que una gigantesca grieta descubierta en la plataforma de hielo de la Antártica llamada Larsen C podría desprenderse y crear un iceberg gigante… Más de la mitad de la población mundial vive en una franja costera de 60 km de ancho. Además de producir directamente lesiones y muertes, las inundaciones pueden aumentar el riesgo de infecciones transmitidas por el agua y por vectores. Los desplazamientos de la población pueden aumentar las tensiones y el riesgo de conflictos.

5. Los cambios climáticos tienen sus consecuencias

El Cambio Climático está afectando al clima, no causa una sequía particular ni un temporal en concreto, pero aumenta la probabilidad que se produzcan fenómenos extremos. Tan sólo la fuerte ola de calor registrada en el año 2003 se cobró la vida de al menos 70.000 personas en Europa. En 2010 la fuerte ola de calor registrada en Rusia causó decenas de grandes incendios y costó la vida a 50.000 personas, según la OMS.

El aumento de la temperatura global modifica los niveles y la distribución estacional de partículas aéreas naturales (por ejemplo, el polen) y pueden provocar alergia asmática. Hay aproximadamente 300 millones de personas con asma y se teme que el alza en la temperatura eleve el número de personas con dicha enfermedad. El aumento de la variabilidad de las precipitaciones puede poner en riesgo el suministro de agua dulce. La escasez de agua afecta ya a un 40% de la población mundial. La falta de agua y su mala calidad pueden poner en peligro la salud y la higiene, con el consiguiente aumento del riesgo de enfermedades diarreicas (causa de la muerte de 2,2 millones de personas cada año), de tracoma (una infección ocular que puede producir ceguera) y otras enfermedades.

6. La fauna y flora cambia

Desde hace tiempo los expertos alertan acerca del profundo efecto que tiene el incremento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en todos los ecosistemas del planeta. Las variaciones climáticas están alterando los ciclos naturales. El aumento de las temperaturas está diezmando poblaciones de animales y plantas, empujando a las especies, alterando migraciones y conductas. Un reciente artículo científico han constatado que algunos peces expuestos a concentraciones elevadas de CO2 sufren una perniciosa sordera.

La emisión dióxido de carbono (CO2), debido a la quema de combustibles fósiles, está cambiando el pH del mar, siendo cada vez más ácido. Esto provoca llevando a la desaparición de muchos invertebrados marinos como caracoles, corales o estrellas de mar. Además del emblemático oso polar, los científicos advierten que una de cada cinco especies en la Tierra ahora se enfrenta a la extinción. Esta cifra pasará a ser del 50% a finales de siglo.

Pero el cambio climático no es la única amenaza del ser humano sobre las especies: El aumento constante e imparable de la población produce unos efectos devastadores en la fauna y la flora. Según la ONU advierte que la población mundial aumentará de los actuales 7.400 millones a 11.200 millones para el año 2100.

7. Podemos evitarlo

El problema principal del calentamiento global y del consiguiente cambio climático es principalmente nuestro modelo productivo. En este mundo cada vez más globalizado, necesitamos mirar más allá de la búsqueda de beneficios y aprovechar el existente mercado de ideas para afrontar este reto, para no hacer del exacerbado consumo nuestro estilo de vida.

Hagámonos pues una pregunta: si el cambio climático no fuese un serio peligro, ¿figuraría al pie del Acuerdo de París la firma de 196 países, comprometiéndose a intentar mantener a raya el Calentamiento Global. Pese la amenaza del nuevo gobierno de los Estados Unidos de abandonarlo, el acuerdo sigue constituyendo una señal de esperanza.

Nosotros como ciudadanos de este planeta somos el verdadero motor de cambio. Para ayudarte, aquí hemos recopilado una lista con consejos o acciones prácticas para lograr un futuro más sostenible.


Fuente: Concienciaeco

El futuro de la construcción: 6 claves de la casa bioclimática

Categories:

La casa bioclimática representa el futuro de la construcción, una nueva forma de habitar una vivienda de manera autosuficiente, que a su vez se preocupa por el entorno y por el impacto que pueda generar en él, siempre teniendo en cuenta las condiciones climáticas específicas del lugar.

Lo ideal es poder levantar la edificación desde cero para poder controlar todos los aspectos que pudieran influir tanto en el confort como en el ahorro de energía, pero si de lo que se trata es de reformar una casa para convertirla en una casa bioclimática, las posibilidades son múltiples, y a cuál más satisfactoria para convertir tu vivienda en un auténtico hogar, aunque sea un piso de pequeñas dimensiones.

6 CLAVES DE LA CASA BIOCLIMÁTICA:

1. Orientación

Es la principal cuestión a tener en cuenta antes de ponerse manos a la obra, ya que de ella dependerán muchos factores. También es determinante el microclima de del lugar, así como la temperatura, la humedad o el aire y la dirección en la que suele soplar, o incluso la amplitud térmica.

La casa bioclimática se orienta para que la luz solar sea una constante a lo largo de todo el año, si eso no es posible porque esté ya construida, se dota a la fachada que menos iluminación natural reciba de un plus de aislamiento, tanto en las ventanas o cristaleras como en los muros, si es posible. Mientras en la fachada que dé más sol, se pueden colocar mayores ventanales para que el poder calorífico penetre en el interior en invierno, reduciendo su acción en verano mediante ventilación, parasoles o aleros que pueden proteger de esa radiación.

2. Forma

Es uno de los factores que quizás menos se tiene en cuenta, pero no por ello deja de ser realmente importante. Según la estructura exterior puede afectar a la vivienda más o menos los agentes climáticos, de ahí que se tienda a crear edificaciones más compactas con tejados a dos aguas o a una sola agua, o también con formas esféricas.

Un ejemplo de casa bioclimática: The Meera House de Guz Architects
Todo depende a su vez de las características climatológicas propias del sitio, para así elegir cuál se adapta mejor y tiene más capacidad de conservación a lo largo del tiempo.

3. Materiales

Los mejores para la casa bioclimática son los naturales, aquellos que se puedan conseguir de manera local y no tengan demasiado impacto en el medio ambiente. Es imprescindible que dejen una baja huella de carbono, pero que a su vez sean robustos y eficientes. Por eso hay que tener en cuenta su composición incluso para las cubiertas, los impermeabilizantes, los morteros, los forjados, las bóvedas, la carpintería, las instalaciones, etcétera.

Para los muros con masa térmica se pueden utilizar ladrillo macizo, adobe, piedra o tapial; y para los muros aislantes para cerramientos: hormigón celular, termoarcilla o bloques de arlita. La elección de los aislantes térmicos es también fundamental para dotar de calidez al interior. Dentro de los minerales, es posible elegir entre perlita, arlita o vermiculita, y en cuanto a los vegetales la variedad es enorme: desde lino o corcho, pasando por lana de oveja o fibra de coco, hasta celulosa, cáñamo o retales de algodón, entre otros.

Las pinturas exteriores e interiores deben ser lo menos tóxicas posibles, mejor si tienen certificado ecológico. En el exterior se pueden usar a la cal o al silicato potásico; en el interior, al temple, al aceite de linaza o cera de abejas. Otro tema que hay que supervisar de manera minuciosa es el suelo y las propias paredes. Ya que de las diferentes opciones a tener en cuenta, debemos elegir la más acorde con la temperatura y la humedad que suela tener el lugar. La madera o el barro cocido son una buena alternativa para el suelo, y para las paredes, el yeso.

4. Bioclimatización pasiva y eficiencia energética

Un buen diseño es la clave para poder disfrutar de un hogar con bioclimatización pasiva, que gaste lo menos posible y que se sirva de los factores climáticos para asegurar el confort. Aquí intervienen los materiales aislantes colocados de forma precisa en lugares específicos.

La pérdida de calor es el mayor problema, por eso se suelen utilizar dobles o triples cerramientos de vidrio con cámaras de aire o pantallas aislantes. A su vez proporcionan una entrada de luz solar muy aprovechable en invierno. Es quizás el recurso más empleado y más económico para proporcionar una temperatura estable. Por ello, lo que se intenta mediante las distintas decisiones, es que el calor se absorba y se distribuya por toda la casa. Los mismo ocurre cuando se necesita ventilación por altas temperaturas, los grandes ventanales tienen la función de ventilar, pero se necesita una ventilación cruzada para dotar a la vivienda de una ventilación natural efectiva, que da frescor y baja la temperatura cuando se necesita; es decir una entrada y una salida de aire distinta que se puede generar con las dos fachadas del edificio, pero en diferente proporción.

La iluminación pasiva es un arma eficaz para dotar de luz natural a toda la casa. Simplemente redirigiendo la iluminación directa a lo largo del año mediante difusores u otros elementos para que lleguen a todos los rincones, y que a su vez pueda reducirse en la estación estival. Por supuesto, aquí también tendría una importancia vital la elección de los electrodomésticos y sanitarios, ya que su uso y su etiqueta energética puede hacer variar mucho el consumo total dentro de la vivienda. También la luminaria artificial con bombillas de bajo consumo.

5. Energías renovables

Según la arquitectura bioclimática se puede obtener la energía de dos diferentes maneras, de forma pasiva o de forma activa. En esta última cabe el uso de las energías renovables para proporcionar esa habitabilidad que de forma pasiva no se puede obtener. La energía solar se puede usar en el hogar mediante la energía solar fotovoltaica para proporcionar electricidad, y la energía solar térmica se utiliza para calentar aire o agua. normalmente cubre entre el 50% y el 80% de las necesidades, dependiendo del lugar de ubicación. Es una buena opción para zonas que tengan una proporción alta de días soleados.

La energía geotérmica es la energía calorífica de la tierra que se puede aprovechar según las diferentes tecnologías existentes, en invierno la bomba geotérmica saca el calor de la tierra, y en verano se deshace de él. Todavía no está muy extendida, pero es un recurso muy válido para los hogares, ya que además de ser beneficioso para el entorno, proporciona un ahorro de calefacción cercano al 75%, con un 50% en refrigeración pasiva.

La energía eólica es otra energía limpia procedente del viento, que es posible colocar para obtener energía, aunque los mejores modelos para autoabastecimiento son aquellos híbridos en los que existe una compenetración eficaz de varios tipos de energía renovable. Las calderas de biomasa son una opción muy demandada en las viviendas, ya que su rendimiento ronda el 90%. Su resistencia, su falta de mantenimiento, su menor gasto y su autolimpieza, además de los beneficios ambientales, las han colocado en el podio de los sistemas de energía para instalar en el hogar.

6. Jardín

La casa bioclimática usa el jardín además de como lugar de disfrute, para proporcionar una temperatura ideal a la vivienda. Dependiendo del tipo de plantas o árboles elegidos y su lugar de plantación o crecimiento, se puede dotar a la edificación de un mayor grado de frescor en el verano, o protección en invierno frente al frío o el aire.

Puede ser un jardín o un pequeño huerto, que proporciona en casas más pequeñas, o incluso en pisos con terraza, una forma de mantener un óptimo bienestar. La casa bioclimática es además saludable. Las viviendas con tejados verdes o con fachadas con vegetación han venido para quedarse, prometen ser una “revolución verde” que además de ayudar contra el cambio climático, generan unas casas más habitables. Dependiendo del tipo de tejado, en la casa bioclimática se suele utilizar el agua proveniente de la lluvia para regar el jardín. La sostenibilidad es la prioridad.


Fuente: Concienciaeco

Carrito
Tu carrito está vacío.